DIY: Crea tus propios ripped jeans.

Hola mis veraniegos y veraniegas!! sé que me he ausentado más días de lo normal, espero me disculpéis, pero tenía un millón de tareas pendientes que hacer! además, hace dos días iba a subir un post y como soy una despistada, le dí a borrar en lugar de publicar, ¡que rabia me dio! pero aquí estoy, de vuelta y con más ganas que nunca! ah! por cierto, aunque me vaya de vacaciones, no os abandonaré, seguiré subiendo posts.

Hoy vengo con ganas de enseñaros mi última restauración, un DIY muy sencillo que os encantará, como bien sabréis, ahora está muy de moda los vaqueros rotos o "ripped jeans" y estoy segurísima de que tenéis algún vaquero viejo, que os encanta pero no sabéis que hacer con él, pues aquí os traigo una idea totalmente DIY que espero os sirva.



Los materiales que necesitáis los tenéis en casa sí o sí, una cuchilla de afeitar, una pinza de depilar, cuchillo de sierra (ese con el que cortas el pan) y muy importante una base metálica o de madera (algo que resista los cortes con el cuchillo) que sea pequeña, yo usé la tapadera de una caja de lata, es necesario que sea lo suficientemente pequeña como para caber por el interior de las piernas del vaquero, de esta forma trabajaremos mejor a la hora de romper sin destrozar la parte de detrás del vaquero.



Ya tenéis los materiales?? allá vamos!

En primer lugar marcad con un lápiz o con jabón las zonas donde queréis romper, yo lo hice a ojo por que estos no son mis primeros ripped jeans DIY, pero marcando os resultará más cómodo.

A continuación, meted la base metálica (o lo que hayáis escogido) por dentro del pantalón, justo debajo de las marcas a romper y con el cuchillo de sierra haced cortes rasgados, no cortéis la tela por completo, sólo de forma que queden pequeños cortes y roces, haced los que sean necesarios y a gusto vuestro.

Lo siguiente es usar la cuchilla, sobre los cortes "afeitad la zona" lo que conseguimos con esto es que lo roto saque algunos hilos pero sin romper del todo la tela, os advierto que este paso es más entretenido, es preciso un poco de paciencia y afeitar con cariño para que no se rompan los hilos.

Para finalizar, cuando tengáis hilos suficientes que sobresalen, con una pinza de depilar podréis abrir el pantalón de manera que los hilos salgan a la luz, aquí es donde está la creatividad, quitad todos los que queráis, aunque al principio os parezca un poco soso, conforme vayáis haciendo rotos, os saldrá de la imaginación hacer zonas nuevas.

Os dejo abajo unas fotos del proceso y el resultado final.




En la siguiente foto veréis el proyecto que tenía en mente al principio, como me parecía un poco sosete, decidí romper un poquito más...


E voilá, este es el resultado final!! muchas gracias a mi modelo, que le sientan como un guante sus "nuevos" ripped jeans.






Hasta aquí mi proyecto DIY, a que no es difícil! si os ha gustado mi post ¡comparte! Muchos besitos, muuuak!!


Comentarios